Categorías

EVITAR SÍNDROME POSVACACIONAL

06/08/2018· Noticias

Vamos a tratar un tema con el que ha tenido que lidiar la mayoría de la población en algún momento. Nos referimos a lo que todos llamamos “No quiero volver al trabajo”, pero que técnicamente se denomina Síndrome Postvacacional.

¿QUÉ ES? CAUSAS

Este concepto surgió cuando empezaron a detectarse de forma recurrente en los trabajadores que se reincorporaban a su puesto de trabajo, síntomas como la ansiedad, estado de ánimo bajo, falta de energía, apatía, etc… Esta sintomatología se presenta sobre todo cuando la vuelta se produce tras un periodo vacacional relativamente largo en el que a la persona le da tiempo a deshabituarse a las conductas y contextos propios de la rutina laboral. Cuando se nos acaba este periodo de desconexión con el trabajo, nos encontramos con que nos cuesta mucho adaptarnos de nuevo a estas rutinas, puesto que ya estábamos adaptados a los hábitos relacionados con nuestras vacaciones que además por lo general son más relajados y agradables, y por tanto es más fácil acostumbrarse a ellos.

Por tanto hablamos aquí de un problema de adaptación al medio, puesto que son estos cambios de rutinas los que nos producen el malestar cuando nos movemos de un contexto agradable de baja exigencia, a uno estresante de alta exigencia.

En principio lo más común es que el propio paso de los días (alrededor de 15 o 20) nos ayude a adaptarnos de nuevo al contexto de nuestro trabajo y el proceso adaptativo se complete sólo, desapareciendo toda la sintomatología. Es en los casos en los que el paso del tiempo no corrige este desequilibrio, en los que se debe consultar con un psicólogo la situación, puesto que lo que comienza siendo un estado transitorio de estrés puede convertirse en un trastorno de ansiedad generalizada. Además es muy habitual que acompañe a toda la sintomatología, un descenso en el rendimiento en el puesto de trabajo, lo que si se prolonga demasiado en el tiempo puede ser motivo de sanciones o pérdida del empleo, lo que dificultará aún más el proceso de recuperación.

¿Y QUÉ HAGO?

Lo más efectivo para contrarrestar estos efectos es la prevención. Anticiparse a los problemas suele ser el modo más efectivo de solucionarlos, y este caso es un claro ejemplo de ello.

Lo principal es que a la hora de programar nuestros periodos de vacaciones contemos con que esta dificultad para readaptarnos nos puede suceder, por tanto, lo ideal es reservar los días anteriores a nuestra vuelta al trabajo para ir recuperando poco a poco los hábitos:

-          Si viajamos durante nuestras vacaciones, podríamos programar nuestra vuelta unos días antes de comenzar a trabajar para tener tiempo a adaptarnos a nuestro entorno habitual.

-          Empezar poco a poco a adaptar nuestros ritmos de sueño y actividad a unos horarios más parecidos a los que llevamos cuando trabajamos. Lo que se traduce en levantarse y acostarse más temprano.

-          Mentalizarse para este cambio puede ser muy importante. Podemos dedicar unos minutos los días anteriores a nuestra vuelta a visualizar nuestro lugar de trabajo, nuestros compañeros, nuestras tareas, recuerdos de sensaciones que tenemos asociadas a nuestro desempeño. Este ejercicio es muy sencillo y tremendamente efectivo.

-          Los primeros días de trabajo deberemos organizarnos y no pretender abarcar todas las tareas desde el minuto 1. Pasar de 0 a 100 es imposible sin darse tiempo suficiente para realizar este cambio de ritmo.

-          Vigilar la ingesta de sustancias como la cafeína o el alcohol. Es habitual que durante las vacaciones aumentemos nuestro consumo de bebidas alcohólicas. Recordemos que el alcohol es un depresor del sistema nervioso, al igual que la cafeína es un estimulante. Si estamos con síntomas de ansiedad, tomar demasiado café nos activará más y la sensación de estrés aumentará.

-          Reserva en la medida que puedas un tiempo para tu ocio. Aunque se acaben las vacaciones no se tiene porque acabar la diversión. Sobre todo en verano los días siguen siendo largos y la temperatura es agradable. Hay que aprovechar los ratos libres para hacer actividades. La realización de actividad deportiva es idónea porque nos saca de nuestros pensamientos negativos, y es una tremenda fuente de endorfinas que nos hará sentir mejor.

 

Si pasadas unas semanas de tu reincorporación al trabajo te sigues encontrando con esta clase de sintomatología debes consultarlo. Es muy posible que tu estado de ansiedad no se deba exclusivamente a tu dificultad para adaptarte de nuevo a la rutina del trabajo, si no que haya otras fuentes de estrés en tu vida, asociadas o no al ámbito laboral, que estén ocasionándote sufrimiento.

Icono Localización

Localización

Avda. de Castelao, 35 Bajo
36209 Vigo (Pontevedra).
A 200 metros de la rotonda del Barco de Alfageme.

Icono Horario

Horario

De lunes a jueves de 9:30 a 13:30 y de 16:00 a 20:00. Viernes de 9:30 a 18:00. Sábado 10:00-13:00 (Con cita previa)

Icono Contacto

Contacto

Teléfono: 986 177 345
Email: psicotecnicoalfagm@gmail.com

Icono Párking

Fácil aparcamiento

Estamos situados en una zona en la cual es sencillo encontrar aparcamiento con total seguridad.